Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi eu nulla vehicula, sagittis tortor id, fermentum nunc. Donec gravida mi a condimentum rutrum. Praesent aliquet pellentesque nisi.

MXI 2018

A 900 metros de altitud en “El Monte Alto de Pesquera”, crecen los viñedos de donde procede la Tempranillo con la que hemos elaborado este MXI 2018. Un vino fresco y afrutado que envejecerá en bodega en una selección muy cuidada de diferentes formatos de barricas con tostados medios y durante un tiempo de 14 meses. Este vino nace en 2016 como un nuevo proyecto de la familia Fernández Rivera, un vino elaborado con dedicación, cariño y respeto a la tierra y que da la bienvenida a las nuevas generaciones de nuestra familia.

BODEGA: Tinto Pesquera
MARCA: Tinto Pesquera Crianza
grado: 14,5% vol
variedad: 100% Tempranillo
Cata
vista: Aspecto limpio y brillante. Intenso color granate.
nariz: Encontramos frescura, recuerdos de frutos rojos y negros destacando moras y frambuesas. Notas lácteas que dan paso a sutiles notas de crianza en barrica.
boca: En boca es afrutado y sabroso con una acidez bien integrada, taninos redondeados que nos proporcionan una larga persistencia en el paladar. Aparecen en el postgusto notas finales de vainilla y suaves tofes.
temperatura de servicio: De 12º - 14º.
consumo: Optimo desde el momento de la compra. Se recomienda decantar 30 minutos antes del servicio.
Combina con: Ideal para acompañar arroces con caza menor, risottos , carpaccio carne a la brasa y unas chuletillas al sarmiento.
Viñedo y elaboración
descripción: Dentro del término municipal de Pesquera de Duero, con orientación sur a una altitud de más de 800 metros.
superficie: 200 hectáreas total.
suelo: Terreno franco-arenoso.
clima: El año 2018 comenzó con un invierno frío, característico de la Ribera del Duero, en el que se llegaron a alcanzar temperaturas mínimas de -12ºC. Las temperaturas se mantuvieron bajas durante el inicio de la primavera, a pesar de estas condiciones la brotación se produjo dentro de las fechas habituales, a finales de abril. Tras un 2017 muy seco, la lluvia hizo su aparición a finales de invierno y se mantuvo de forma continuada durante la primavera, las cantidades recogidas fueron muy abundantes siendo el año 2018 calificado como muy húmedo en la zona. El desarrollo vegetativo de las plantas se vio favorecido por el régimen de temperaturas y las reservas hídricas, lo que provocó también un aumento considerable del tamaño de las bayas. Como consecuencia de este aumento en el tamaño de las uvas y a pesar de que las temperaturas durante los meses de septiembre y octubre fueron más cálidas de lo habitual, la maduración se retrasó.
vendimia: La recogida fue sana y con una calidad excepcional.
envejecimiento: 14 meses en bodega, envejeciendo en diferentes formatos y una selección de barricas de diferentes formatos.