Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi eu nulla vehicula, sagittis tortor id, fermentum nunc. Donec gravida mi a condimentum rutrum. Praesent aliquet pellentesque nisi.

Tinto Pesquera Crianza 2017

Un tinto imprescindible para entender la DO Ribera del Duero. El carácter de Familia Fernández Rivera se manifiesta en este vino abierto, cargado de buena fruta, delicadas maderas y taninos elegantes.

BODEGA: Tinto Pesquera
MARCE: Tinto Pesquera Crianza
grado: 14,5 %vol
variedad: 100% Tempranillo
Cata
vista: Aspecto limpio y brillante. Color cereza con ribete violáceo.
nariz: Presenta en nariz fruta roja madura con toques de lavanda y violetas, notas balsámicas y especiadas que dan lugar a un vino serio y complejo con matices que evolucionan con el tiempo.
boca: Vino amplio, con acidez marcada que mantiene la persistencia en boca recordando frutas rojas y especiados.
temperatura de servicio: 12º - 14º.
consumo: Óptimo desde el momento de la compra. Se recomienda decantar 30 minutos antes del servicio, ya que pueden aparecer sedimentos que no afectan a la calidad del vino, proceden de la elaboración natural.
Combina con: Carne a la brasa, asados de cordero lechal, estofados, guisos y quesos curados.
Viñedo y elaboración
descripción: Dentro del término municipal de Pesquera de Duero, con orientación sur a una altitud de más de 800 metros.
superficie: 200 hectáreas total.
suelo: Terreno franco-arenoso.
clima: En la añada 2017 encontramos unos factores clave que condicionaron el transcurso de todo el ciclo vegetativo. En rasgos generales fue una añada de invierno frío y un periodo de sequía pronunciada durante los meses de calor. Las precipitaciones medias anuales están en 400mm anuales y se dieron únicamente 250mm. Dentro de estos rasgos generales encontramos un hecho puntual que condicionó el transcurso normal del desarrollo de la planta. La brotación tuvo lugar a mediados de abril y en la noche del 27-28 de abril se dio una helada generalizada en la Ribera del Duero de - 6oC. Esto produjo una pérdida de casi la totalidad de las yemas brotadas lo que se tradujo en una segunda brotación de las cepas en las que no todas las yemas fueron productivas. Unido a unos meses de calor y sequía durante el periodo de desarrollo de la vegetación, nos llevó a un ciclo vegetativo más corto de lo habitual y con racimos que provienen de una segunda generación. 2017 es una añada de un buen estado sanitario y con uvas que han llegado a la maduración completa pero hay que resaltar que se obtuvieron menor número de racimos por cepa, bayas más pequeñas y menor peso por racimo.
vendimia: La recogida fue sana y con una calidad excepcional.
envejecimiento: 18 meses en barrica de roble americano 6 reposando en botella antes de la salida al mercado.