Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi eu nulla vehicula, sagittis tortor id, fermentum nunc. Donec gravida mi a condimentum rutrum. Praesent aliquet pellentesque nisi.

CONDADO DE HAZA RESERVA 2018

WINERY: Condado de Haza
BRAND: Condado de Haza Reserva
ALCOHOL CONTENT: 15% vol
VARIETY: 100% Tempranillo
TASTING NOTES
LOOK: Vino tinto limpio y brillante. Bonito color rojo cereza con matiz violáceo.
SMELL: En copa parada presenta una intensidad aromática alta con recuerdos a fruta negra madura y notas lácteas. Aparece una amplia gama con aromas especiados, balsámicos y torrefactos.
TASTE: Entrada potente en boca, notas muy marcadas de fruta y torrefactos con un paso cremoso y un tanino bien marcado con una acidez perfecta- mente integrada. En el retrogusto sigue presente la fruta negra en su faceta más golosa, moras, ciruela. La madera se percibe muy bien ensamblada con esas notas de tostados, ahumadas y espe- ciadas propias de una crianza en roble francés a la vez que los torrefactos y cacaos en su faceta más dulce. Es un vino potente y estructurado a la vez que elegante y complejo. Persistencia alta.
SERVING TEMPERATURE: 12º - 14º.
CONSUMPTION: Óptimo desde el momento de la compra.
PAIRINGS: Perfecto para acompañar carnes a la brasa, estofados, guisos de caza y postres con chocolate.
Viñedo y Elaboración
DESCRIPTION: Viñedos propios ubicados en el término municipal de Roa y La Horra, a unos 800 metros de altitud.
SURFACE AREA: 4,5 hectáreas en total.
AGE: Media de 30 años.
SOIL: Suelos heterogéneos en los que predominan las arcillas con presencia de arenas.
climaTE: El año 2018 comenzó con un invierno frío, característico de la Ribera del Duero, en el que se llegaron a alcanzar temperaturas mínimas de -12 oC. Las temperaturas se mantuvieron bajas durante el inicio de la primavera, a pesar de estas condiciones la brotación se produjo dentro de las fechas habituales, a finales de abril. Tras un 2017 muy seco, la lluvia hizo su aparición a finales de invierno y se mantuvo de forma continuada durante la primavera, las cantidades recogidas fueron muy abundantes siendo el año 2018 calificado como muy húmedo en la zona. El desarrollo vegetativo de las plantas se vio favorecido por el régimen de temperaturas y las reservas hídricas, lo que provocó también un aumento considerable del tamaño de las bayas. Como consecuencia de este aumento en el tamaño de las uvas y a pesar de que las temperaturas durante los meses de septiembre y octubre fueron más cálidas de lo habitual, la maduración se retrasó.
AGEING: 12 meses en barrica de roble francés y reposo en botella hasta su salida al mercado.